El Amor Y La Amistad No Se Mendiga

No mendigues la amistad de nadie y mucho menos amor
No mendigues amor a quien no tiene tiempo para ti,
a quien solo piensa en sí mismo. No lo hagas nunca.
No te merece quien te hace sentir invisible e
insignificante con su indiferencia.
Te merece quien con su atención te hace
sentir importante y presente.
El amor se debe demostrar, pero nunca jamás
se debe mendigar. El hecho de tener que hacerlo
es el más fiel de reflejo de la injusticia emocional,
del desequilibrio que vive el sentimiento que cimienta una relación.
Te merece aquel que dice menos pero hace más.
No te merece quien solo te busca cuando te necesita
sino quien está a tu lado cuando le necesitas y
no solo cuando su interés se lo permite.
Te merece quien sin esperar nada te lleva dentro,
te siente y te hace sentir importante en su vida.
Dedícale tiempo a la gente que se lo merece y
que te hace sentir bien. No mendigues la atención,
la amistad ni el amor de nadie. Quien te quiere,
te lo demuestra tarde o temprano.
A quien no te llame y no conteste tus llamadas,
no le llames. No busques a quien no te extrañe.
No extrañes a quien no te busca. No escribas,
no te sometas al castigo de la indiferencia
que demuestran mensajes ignorados o silencios infundados.
No esperes a quien no te espera, valórate y
deja de mendigar y de rogar amor.
Porque, como hemos dicho, el amor se debe
demostrar y sentir, pero jamás implorar.
Tu cariño debe ser para quienes te quieren y
te comprenden sin juzgarte.

Promesa A Mis Hijos

 

No soy tu amiga, no soy tu chófer
no soy tu cajero automático,
no soy tu mujer de la limpieza…
Soy tu MADRE.
Me enfadaré, te reñiré,
te volveré loco
seré tu peor dolor de cabeza,
pero cuando me necesites, estés donde estés,
SIEMPRE estaré a tu lado porque TE QUIERO,
y NUNCA encontrarás a nadie que te quiera,
se preocupe, o a quien le importes más que a mí.

¿Qué Si Soy Valiente.?

 

¿Qué Si Soy Valiente.?
Sólo les contaré algo,
he visto cosas que me han destrozado el alma,
he escuchado cosas que me han matado por dentro,
he reído muriéndome por dentro,
he vivido la traición cuando más confianza daba,
pero ¿saben algo.? Aquí estoy de pie con ganas
de amar y brindar mi apoyo cuando alguien
lo necesite.

Mis Amigas-Mi Tesoro

Esta carta es para tí porque eres
un tesoro muy importante que tengo
Para esa persona incansable que siempre
me ha apoyado en los momentos difíciles,
y ha compartido mis alegrías en aquellos
que están repletos de felicidad.
A ti, que te has vuelto una auténtica
hermana. Nunca me has fallado
a pesar de que hemos tenido nuestros malentendidos.
Constantemente pienso que nunca he sabido
como agradecer todo lo que me has brindado.
Escuchaste mis problemas sin juzgarme cuando
todos los demás pudieron hacerlo, me aconsejaste
lo mejor que pudiste y todo el tiempo te esforzaste
por verme feliz. Pero si algo he comprendido,
es que no hay nada que me haga más feliz que
ver como tú también luchas por alcanzar tus sueños
y vas cumpliendo cada una de las metas que te propones.
Porque tú eres así, persistente y una excelente mujer.
Todos los días me haces reír con tus ocurrencias,
aún cuando me siento tristes y tratas de levantarme
los ánimos. Cuando se presenta un asunto importante,
eres la primera a quién acudo para pedir ayuda,
que nunca me has negado porque también eres generosa.
Quiero que estemos igual de unidas hasta que
los años nos alcancen, porque si bien el tiempo
podrá quitarnos muchas cosas, tengo la seguridad
de que jamas podrá hacer nada para destruir
esta gran amistad que existe entre nosotras.
Así mismo, deseo que siempre puedas contar
con todo mi apoyo porque te has convertido
en alguien indispensable para mí.