¿Subes fotos de tus hijos a las redes sociales?

¿Subes fotos de tus hijos a las redes sociales?

Si es así puedes estar cometiendo un grave error.

En internet no sólo están tus amigos y familiares.

También hay gente mala. Muy mala.

Y que vean las fotos de tus hijos o sobrinos

puede ser muy peligroso si no tomas ciertas

precauciones básicas muy importantes para

proteger su privacidad y seguridad.

Si tienes unos hijos guapísimos o

unos sobrinos espectaculares puedes seguir

publicando sus fotos en Facebook.

Pero antes asegúrate de que cumples

los siguientes consejos para colgar fotos

de niños en redes sociales sin peligro.
En la foto no debe aparecer nunca ninguna

pista sobre los lugares que frecuenta,

como su escuela o un parque.

Nunca fotografiarlos junto a tu coche,

y mucho menos que salga la matrícula del vehículo.

No añadas datos a la foto que puedan identificar al menor.

Por ejemplo, no pongas su nombre o

apellidos al nombre del archivo de la foto.

Nunca, nunca, nunca publiques información

sobre los horarios del niño y las actividades

que realiza habitualmente.Cuando publiques

una foto de niños no incluyas información

que haga pensar que están solos.

Prohibido decir “los echo mucho de menos cuando trabajo”

No publicar fotos que incluyan uniformes del colegio

o camisetas identificativas de sus equipos.

Evita credenciales que permitan a un extraño localizarles.

Si haces la foto con un móvil o tableta con GPS asegúrate

de que la función de localización está desactivada o

que esos datos se han borrado. Si lo está se podría

rastrear dónde se hizo la foto y encontrar al niño.

Comparte esta información con tus amigos y

familiares y que entiendan la gravedad de publicar

fotos de niños en internet. Pídeles que no publiquen

fotos de tus hijos sin tu consentimiento.

Recuerda que tras publicar una foto de tu hijo

en Twitter o Facebook, incluso aunque

la compartas sólo con tus amigos,

debes dar por hecho que desde ese instante

es completamente pública. Y hagas lo que hagas

es posible que jamás seas capaz de eliminar esa foto de internet.
Y además de su propia seguridad,

las fotos que publicamos son de menores,

aún inconscientes del impacto que pueden tener en sus vidas.

Imagina que cuando te haces adulto tienes

toda tu vida fotografiada y publicada en internet

sin que hayas podido tomar una decisión responsable

y madura sobre si te parecía bien o no.

¿A que no te gustaría? Tú debes ser el responsable.

No publiques fotos que te parecería mal

que fueran públicas de ser tuyas. En definitiva,

toma las medidas necesarias para que todas

las fotos sean 100% anónimas y no haya manera

de rastrearlas, ni de identificar al menor.

Piensa lo que una persona malvada (es triste pero las hay…)

podría hacer si averigua el nombre de tu hijo,

su colegio y cuáles son sus aficiones.

Un niño pequeño es fácilmente manipulable y

con muy pocos datos se le puede engañar

para que acompañe a un extraño. Así que,

por favor, recuerda estos consejos antes

de publicar una foto de niños.

Y comparte esta información con amigos y familiares

(arriba tienes botones para hacerlo)

para que todos tomemos conciencia de cómo hacer bien las cosas.

Niños en redes sociales sí. Pero con cabeza

Comments

comments

Add Comment